sexta-feira, 10 de outubro de 2014

Mensaje de David Pardo, el activista agredido por la policía mientras intentaba evitar la ejecución de Excálibur.

 

Foto de la agresión a David Pardo



"Buenos días, en primer lugar decir que estoy bien, sois muchas las personas que os habéis interesado y os pido disculpas por no poder contestaros a todxs.

Estoy escuchando muchas mentiras de los medios de comunicación y de gente que les cree, fui agredido por la policía, no fui arro
llado, fui golpeado tanto cuando me puse delante de la furgoneta como después.

¿Acaso vosotros no lo haríais? ¿Es tan descabellada la reacción de ver una injusticia y actuar? ¿De verdad? Tal vez el sistema haya hecho muy bien su trabajo.

Me han dicho varias veces que si merece hacer esto por un animal, les digo que no es una cuestión de merecer es una cuestión de justicia ante el trato recibido por cualquier animal humano y no-humano.

Siento mucho no haber podido hecho más por tí Excalibur, siento mucho el miedo que tuviste que pasar, siento mucho que tus días hayan terminado así. Espero que te llegara un poquito de fuerza de los que estuvimos allí, que sintieras de alguna manera que no estabas solo. Lo siento mucho.

Os pido perdón Teresa y Javier, lo siento de verdad, no se conforman con haberos destrozado la vida con sus negligencias, ahora también han matado a vuestro compañero Excalibur, espero que podáis salir adelante.

Siento mucho vivir en este planeta donde nadie vale nada, donde puedes ser eliminado en cualquier momento si el poder lo decide, te llames Excalibur o Antonia y te vayan a desahuciar. Siento mucho el dolor causado a millones de animales a diario en granjas y mataderos.

Siento mucho no poder hacer más por todo animal humano y no-humano que sufre, yo solo quiero ayudar, pero sin unión cada uno desde su parcela no podemos hacer nada.

Tal vez sea una tontería pero al salir del hospital vimos una estrella fugaz que cruzó el cielo, para mí fue un guiño de Excalibur, un “nos veremos pronto”.

Os etiquetaría a todas las personas que os habéis interesado por mi salud pero ando sin gafas porque las perdí allí y me está resultando un poco difícil estar delante de la pantalla.

Gracias y mil gracias, de verdad, no sé como agradecer tantas muestras de apoyo, la fuerza que me habéis enviado ya se ha convertido en un trocito de mí. Gracias.

Soñamos con un mundo mejor porque queremos hacerlo posible."

Autor: Gonzalo Arroyo Moreno